viernes, 17 de julio de 2015

39. Absurdos.

¿De qué se trata?
De absurdos que tal vez no sea el momento de mencionar,
tal vez estén presentes,
mirando, escuchando,
comprendiendo verdades profundas,
mientras sus madres lavan los platos
y ellos dan vuelta a la ropa interior.

Se trata comenzar el día con la izquierda
y patear la humanidad con la derecha,
de rastrear los indicios hasta lo obvio,
de corazones que aplauden sin latir,
de dañar un buen momento tratando de hacerlo perdurar,
de escribir para otros y buscarse en ellos.

De besar labios…y olvidar el cuello,
de besar el cuello y olvidar las tetas,
de besar las tetas y olvidar a la mujer.

Se trata de no tratar,
de absurdos que aún no entienden.
...Preferiría tener sexo ahora a estar aquí,
una orgía sería más sensata,
los orgasmos se escucharían mejor que los aplausos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada